¿Quieres mejorar tu nivel de alemán mientras cocinas uno de los panecillos alemanes más famosos? Hoy traemos un post para chuparte los dedos, y con el que queremos demostrar que aprender un idioma no sólo se trata de conocer la gramática y hacer ejercicios en clase, hay que vivirlo.

Los pretzels o brezels  son  esos lazos salados que suelen colgar de los escaparates de las panadería y nos ha parecido una buena receta con la que entrar un poco más en contacto con la cultura alemana. 

Ah! Los alemanes suelen tomar los brezels como aperitivo y lo acompañan con una cerveza u otra bebida.